Skip to content

PMV: ¿Cómo hacer un Producto Mínimo Viable? (Guía paso a paso)

Hacer un Producto Mínimo Viable es un paso clave para sacar cualquier proyecto adelante.

¿Por qué?

Imagina por un momento que tienes 5 Millones de Euros en el bolsillo para tu StartUp.

¿Pondrías un local en el centro de tu localidad?

O por el contrario, ¿abrirías un buen comercio pequeño en una zona estudiada, lo validarías y, a partir de ahí, ya verías si abres un local grande o montas franquicias?

Si quieres hacer confeti con los 5 Millones de Euros extras que te acabo de prestar para tu negocio no sigas leyendo este post.

Por el contrario, si quieres ver si tu idea funciona, y hacerla crecer, sigue leyendo porque de esto va este post

Una guía paso a paso de cómo crear tu Producto Mínimo Viable.

¡Vamos allá!

¿Cuál es el objetivo del Producto Mínimo Viable?

Todos tenemos ideas de negocios por doquier.

Sin embargo, sabemos que la mayoría de los lanzamientos fracasan.

Uno de los muchos motivos por los que fracasa un idea es por una mala segmentación.

No te lo digo yo, lo dice Harvard Business Review

La misión del Producto Mínimo Viable es validar que el nicho de mercado que pretendes cubrir y tu cliente potencial quiere o no tu solución.

Si te fijas hay dos variables: lo que ofreces y lo que ven en ti. 

De nada vale una gran idea si tu consumidor no lo quiere o no lo valida. 

De ahí la importancia del Producto Mínimo Viable. 

En definitiva, el objetivo del Producto Mínimo Viable es: validar que tu hipótesis es la correcta en un mercado bien definido.

¿Cómo definir un Producto Mínimo Viable?

A la hora de diseñar el Producto Mínimo Viable tienes que tener en cuenta su propia estructura, es decir:

Producto: el lugar de interacción entre tu oferta y el usuario.

Mínimo: con los recursos que dispones que eres capaz de desarrollar.

Viable: viabilidad de tu producto por parte del cliente. ¿Realmente has conseguido clientes?

Framework Marketing Banner horizontal

Desde el inicio de cualquier proyecto debes tener en cuenta que la aportación de valor es clave para salir adelante con cualquier idea.

¿De qué vale hacer una tienda en Prestashop con 100 productos si no sabes si realmente tu cliente te va a recibir con los brazos abiertos con un solo producto?

Define el Producto Mínimo Viable de la siguiente manera:

    1. Detecta los puntos de dolor de tu cliente potencial.
    2. Estudia en profundidad tu nicho de mercado y cómo está evolucionando.
    3. Prioriza tu crecimiento en base a tus propios recursos.

¿Cuáles son las ventajas de hacer un PMV?

Ahorrar dinero. Ni más ni menos.

Desde que decides construir la idea hasta que la pones en órbita pueden pasar incluso meses.

Y eso que estamos hablando de producto mínimo. Si piensas en un gran producto digital, ya puedes tener el mejor ejercito de Scrum Masters, que no lo sacas en menos de un año.

¿Qué pasa si la idea fracasa? Toda inversión se convierte en humo.

Si construyes un producto mínimo vas a darte cuenta rápidamente de si tu idea funciona o no, y cómo rectificar.

reduce el riesgo y la incertidumbre gracias a un PMV

En el mundo digital sobrevive quién sabe gestionar la incertidumbre. Ni más ni menos.

El producto mínimo apuesta por el corto plazo.

Permite hacer más tangible lo digital, es decir, tener visibilidad de cómo se está plasmando una idea.

Este hecho te permite encontrar puntos de mejora hacia lo que realmente tienes en mente tanto en tu idea como en los datos que dispones de qué necesita el mercado tal y como ahora verás.

Adaptarse con rapidez a nuevos mercados con un buen Producto Mínimo Viable

Lo vemos todos los días con StartUps que desde el salón de su casa trabajan de manera global.

Una vez que en tu mercado local tienes ya el sistema de ventas funcionando lo ideal es que debes de saltar hacia otro mercado nuevo.

Lo que te vale hoy, mañana tal vez haya caído en el olvido.

Por tanto, la apertura de nuevos mercados es clave para las empresas que quieran crecer. 

Si replicas tu modelo tal y como te funciona en otro mercado, seguramente fracases. 

Sin embargo si tienes un buen diseño de modelo de negocio Canvas  podrás identificar que vas a tener que buscar, por ejemplo, partners locales, así te darás cuenta que necesitarás un Producto Mínimo Viable en otro mercado y validar si puedes abrir en otro mercado.

Haz que tu empresa pueda escalar mediante las interacciones que te permite hacer un PMV

Si la idea (mínima) tiene aceptación en el mercado entonces si debes ir pensando en hacer crecer tu idea.

Estamos en modo de Bootstrapping, o lo que es lo mismo trabajar con lo mínimo indispensable e ir validando, donde el crecimiento depende solo y exclusivamente de las ventas. 

¿Ya estas vendiendo y tus costes se mantiene?. Genial! ya puedes empezar a escalar tu empresa.

Añade servicios complementarios (Crosselling), aumenta las capas de servicio (upselling),, investiga como pivotar tu oferta en nuevos servicios, y sigue midiendo para que tu oferta sea viable de verdad.

Ahora sí, ya que has descubierto qué objetivo tiene el Producto Mínimo Viable, cuáles son sus ventajas y cómo definirlo vas a descubrir la guía (con herramientas incluidas) de cómo hacer un Producto Mínimo Viable con garantías.

¿Cómo hacer un Producto Mínimo Viable de éxito? Guía paso a paso

Si seguimos las metodologías de Lean Startup. Digamos que Eric Ries puso orden a todo el desarrollo del MVP con este método.

Para hacer un Producto Mínimo Viable necesitamos cuatro pilares: construcción, medición, aprender y escalar.

La verdad es que esta teoría, por mucho que nos empeñemos en explorar otras vías, si de verdad quieres lanzar un producto o abrir un nuevo mercado estos pasos son los que funcionan.

Como ya has leído en este post, o en innumerables ocasiones, para construir hay que validar la hipótesis. 

O, lo que es lo mismo hay que llenar de agua la piscina antes de tirarte.

Para la construcción del Producto Mínimo Viable necesitas:

    1. Validar una hipótesis.
    2. Determinar qué producto es mínimo.
    3. Identificar qué necesitas para que sea viable.

validar un PMV

¿Cómo validar una hipótesis para un buen MVP?

Solo hay una manera de dar forma a esa hipótesis: preguntando.

Y no se te ocurra preguntar a tus familiares porque estarás teniendo información sesgada sobre tu producto.

Define bien qué necesidad atiende tu hipótesis y, a partir de ahí, crea una serie de preguntas sobre el producto.

¿A quién preguntar? Utiliza una plantilla de Buyer Persona e identifica quién es tu cliente ideal. Con tu primera hipótesis ya puedes preguntar a personas que sean afines a tu cliente ideal. Pregunta a contactos, conocidos e incluso en redes sociales sobre qué opinan de esto.

En toda acción digital la investigación de mercado previa es fundamental para ahorrarte muchos disgustos.

Estos formularios los puedes hacer vía email, pero considera la entrevista telefónica clave para identificar aquellas posibles barreras de entrada o frenos a la hora de comprar tu producto.

DESCÁRGATE AHORA Y GRATIS TU FRAMEWORK DE MARKETING. TIENES TODAS LAS PREGUNTAS NECESARIAS PARA VALIDAR TU IDEA. 

Una vez tengas las conclusiones empieza a diseñar ese Producto Mínimo Viable que tanto deseas.


Determina qué es un producto mínimo: 

Tienes la idea y unos recursos. Por suerte para ti siempre limitados.

Siempre emplea menos de lo que necesitas. 

Parece una insensatez lo que te acabo de decir, ¿verdad? Pero es verdad, casi siempre se utiliza la versión más complicada, pensamos en burro grande ande o no ande.

Hay que darse cuenta de que cuando hablamos de tecnología necesitamos periodos de adaptación. Y más cuando hablamos de producto mínimo, si no estaríamos hablando de producto máximo y eso solo se consigue cuando eres viable, nunca antes.

Es habitual que cuando hablamos de un producto mínimo se piense, por ejemplo, en abrir un perfil en Facebook, total, como es gratis. 

Pues permíteme decirte que este paso es incorrecto. No por abrir el canal de Facebook, que, tarde o temprano lo tendrás que hacer, tendrás un producto mínimo.

Pero antes de esto piensa hacia dónde quieres ir, ¿Cuál es tu meta a largo plazo?

Una vez identificada traza un camino hacia tu meta, es decir, prepara una estrategia con un plan A, B, C y D como poco. Tarde o temprano tendrás que virar de tu idea hacia donde tus clientes sientan que lo puedes hacer mejor. 

Es decir, con las métricas e indicadores que verás más adelante te darás cuenta de que antes de abrir nada planifica todo.

Por tanto, antes de nada, traza una estrategia que marque el camino hacia donde quieres ir y sabiendo los recursos que tienes como debes de empezar. Ahora sí, a lo mejor te sale abrir un canal en Facebook o, a lo mejor, simplemente un canal en WhatsApp. 

En el proceso de investigación debería salir esa información para empezar a validar rápidamente tu idea allá dónde esté tu Buyer Persona. Ese es el producto que debes determinar antes de ponerte a trabajar de cualquier manera.


Identifica que necesitas para ser viable.

No hay peor consejero que el enamoramiento de una idea. 

No sé si alguna vez te habrás enamorado perdidamente que hasta los momentos más escatológicos te parecen preciosos. O que por mucho que los que te quieren te dicen que esa persona no te conviene tú solo le ves virtudes.

Pues con una idea pasa lo mismo. 

Mantén siempre distancia y sé neutral con tus emociones hasta ese punto donde ves que tu idea cuaja, despierta interés y además monetiza.

¿Cómo saber que tu idea es viable?

Realmente es difícil de saber cuándo es ese momento, pero si debes utilizar indicadores más cualitativos que cuantitativos para identificar que tu idea es viable como por ejemplo:

    • Cuando los que consideres clientes potenciales, aunque no te compren, te formulen las mismas preguntas sobre tu producto o servicio.
    • Detrás tuyo siempre debe haber un equipo. En el momento en que todos hablan de las mismas fortalezas y debilidades es un gran indicador.
    • Utiliza Search Console y verás que en tres o cuatro meses tu tráfico web está generado por esas palabras clave que de verdad están asociadas a tu idea.
    • Cuando publicas en redes sociales y tu idea genera conversación e interés no solo a tu comunidad si no a personas que vienen de los amigos de tus amigos.

A partir de ahí, pon foco en todas las mejoras posibles de tu Producto Mínimo Viable para ir escalando.

Medición del Producto Mínimo Viable

Sin métricas no hay decisiones, sólo intuiciones. Ya sean métricas complejas pero profundamente efectivas como los OKR`s hasta simplemente saber que tráfico de web tienes en tu Producto Mínimo Viable. 

La medición es clave para detectar todas aquellas mejoras que necesita tu proyecto para escalar.

Diseña un Producto Mínimo Viable

En la fase anterior de construcción te comentaba sobre cómo identificar que tu producto es viable. Aquí ya profundizamos mucho más con datos cuantitativos.

Los indicadores y objetivos marcados en cada proyecto son fundamentales para poder detectar mejoras y fugas de clientes.


Aprendizaje del Producto Mínimo Viable

Está claro que de los sinsabores se aprende más que del éxito, es condición humana.

Al hacer un Producto Mínimo Viable pasa un poco lo mismo. 

Como ya te he comentado, no te enamores de tu idea si no de tus resultados y cuestiónate por completo todo cada cierto tiempo.

Tener un equipo en el que confiar y aprender de los errores es clave.

Como diseñar un producto mínimo viable

Esto solo te lo permiten tres cosas:

  1. El uso de la tecnología para ir a por mejores soluciones según vas aprendiendo.
  2. Los datos nunca mienten. Otra cosa bien distinta es que los manejes a tu favor, pero eso es como hacer trampas al solitario.
  3. Un equipo ambicioso que quiera mejorar día tras día.

Escala tu idea gracias al Producto Mínimo Viable

Vender esa es la cuestión, pero no a cualquier precio, siempre siendo fiel a tu idea inicial. 

La esencia de tu idea es lo que te mantendrá en pie durante muchos años y sino fíjate en otras StartUps como Holded, Velca, Typeform o tantas otras.

Cómo diseñar un producto mínimo viableUna vez que has validado tu Producto Mínimo Viable podrás detectar que inversión necesitas para acelerar tu proyecto, si puedes expandirte en otros países o determinar en qué parte de tu equipo quieres crecer.

Se trata de enamorar a tus inversores, y eso lo lograrás con datos de validación de tu negocio, y sin hipótesis.

Hace años, la fuerza de ventas era exactamente eso: un equipo en busca de ventas corriendo contra el presupuesto mensual y anual.

Este juego se está diluyendo a fuerza del propio crecimiento de internet, donde la competencia es mayor ya que son los usuarios/clientes los que buscan constantemente mejores soluciones para su día a día.

La competencia está en atraer clientes y fidelizar, no en venderles.

Si no tienes un plan que te permita escalar, tus clientes se irán yendo poco a poco porque siempre encontrarán una mejor solución que la tuya.

A no ser que consigas eso mismo: escalar tu idea para que tus clientes se conviertan en auténticos fans de tu empresa.

¿Qué herramientas necesitas para un producto mínimo Viable?

Typeform:

La herramienta de formularios por excelencia. Con ella podrás crear formularios, cuestionarios y encuestas de validación de tu producto mínimo viable.

Google Optimize:

Si, me adentro ya en el universo Google. ¿Qué validación de hipótesis puedes hacer si no haces Test A/B? Con esta herramienta de Google de una Landing page.puedes hacer sencillos Tests sin necesitar saber código para programar o maquetar. Además, te ofrecen todas las métricas y necesarias y, como no, hacer alguna campaña directamente en Google Ads.

Google Data Studio:

Doy por hecho que Google Analytics lo vas a utilizar, pero ¿Cómo te van a encontrar realmente tus primeros clientes? ¿Tienes bien configuradas tus páginas? Todo esto lo descubrirás con Google Data Studio.

Notion:

¿Qué es Notion? probablemente la mejor herramienta de trabajo colaborativa que hay. Gracias a Notion podrás establecer tus con OKR`s y establecer la prioridad de las tareas para conseguir tu objetivos. 

Miro:

No porque Adobe haya comprado Figma, es motivo por decantarme por Miro, si no por la comunidad que están creando detrás. Gracias a Miro podrás crear auténticos Workflows, Wireframes y todo lo que necesites para conceptualizar tu Producto Mínimo Viable.

Como hacer un producto minimo viable

Conclusión

Hacer un Producto Mínimo Viable bien es probablemente una de las etapas más trascendentales de cualquier proyecto.

De él depende que tu internacionalización o tu idea florezca o se quede en el cajón de las ilusiones.

Para hacer un buen Producto Mínimo Viable necesitas fijarte en cuatro pilares:

    • Construcción
    • Medición
    • Aprendizaje 
    • Escalar

No solo lo digo yo, está más que contrastado que esta es la base para validar tus hipótesis realmente serán abrazadas por tus clientes potenciales.

Dentro de cada pilar tienes a tu alcance herramientas gratuitas como Google Forms, o Data Studio, para poder apoyar tu crecimiento y hacer crecer tu negocio de manera sólida y contrastada.

¿Necesitas ayuda con tu Producto Mínimo Viable? Reserva ahora tu primera consultoría

Comments